Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web.

Abejas de Rapa Nui dentro de las más sanas del planeta

Las abejas y otros polinizadores como colibríes, mariposas y murciélagos están cada vez más amenazados. En el planeta hay cerca de 20 mil especies de abejas, siendo estas, las principales polinizadoras.

 

Como en toda América, las abejas fueron introducidas en Rapa Nui con la llegada de sacerdotes alrededor del año 1850, y desde entonces han permanecido polinizando mangos, piñas, plátanos, guayabas y flores en este territorio.

Un estudio del Centro de Emprendimiento Apícola de la Universidad Mayor (CeapiMayor) y la Corporación Apícola Chile (Cach), junto con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) descubrieron que las abejas de la isla están libres de patógenos (ácaros, virus y bacterias) que sí están presentes en el resto del continente y que son responsables del 60% de las muertes de colmenas en todo el mundo, por lo que la apicultura isleña es muy limpia y no presenta residuos peligrosos que puedan pasar a la miel.

PRODUCCIÓN DE LAS COLMENAS

El poco contacto con el continente y al no tener temporada de frío, hace que la colmena se mantenga activa durante todo el año, al igual que la floración de las plantas, mientras que en la zona central del continente, solo pueden hacerlo entre julio y comienzos de abril.

Esto se ve reflejado en la producción de miel anual de cada colmena, donde en la isla pueden llegar a producir entre 90 y 120 kilos y en el continente 20 kilos.

Christine Pont-Hill es guía Explora en Rapa Nui y tiene actualmente tres colmenas. Comenzó esta práctica como un hobby hace 10 años atrás vendiendo productos, tal como miel, miel con propóleos o chicha de miel. Comentó que la flora tropical de la isla le otorga características distintas a la miel, ya que al ser abejas sanas no es necesario el uso de antibióticos u otros medicamentos, lo que le entrega un valor agregado al producto local y lo hace único en el mundo.

Es por esto, que el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) implementó en el 2019 una normativa que busca cuidar la producción local de miel y sus derivados, regulando los ingresos de productos apícolas, abejas vivas y material apícola en general.

Cuidar a las abejas y crear conciencia es fundamental, ya que estudios realizados en las últimas décadas muestra que el número de especies reportadas en la naturaleza, ha disminuido a nivel mundial y son ellas las encargadas de polinizar el 85% de los cultivos alimentarios y las frutas de todo el mundo.

“El valor de la abeja va más allá de los productos que vendemos, sino que es fundamental para la biodiversidad del planeta. Es por esto que participo de ferias y cursos acá en la isla para informar y compartir la importancia de estas en el ecosistema”, Christine Pont-Hill, guía Explora en Rapa Nui.


Load: 96 queries - 291ms - 23.4MB - 1233 cache hits / 1338
Query: 112 queries - 356ms - 24.1MB - 1401 cache hits / 1519
Display: 312 queries - 691ms - 27.6MB - 5172 cache hits / 5480